Cuando se trata de ofrecer una experiencia de usuario en una relación B2B es importante CONOCER A TU CLIENTE.